viernes, 16 de mayo de 2014

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?


En un Colegio...

Hace muchos años, en un colegio muy, muy lejano, un grupo de padres y apoderados se quejaban de que las cosas estaban muy difíciles. No sabían bien qué hacer y sentían que tras cada problema resuelto, aparecía siempre uno nuevo.

Un día, pasaron a comprarse un café al casino y vieron cómo la vieja cocinera del colegio llenaba tres ollas con agua y las ponía sobre el fuego. Pronto el agua comenzó a hervir y la cocinera puso en una olla zanahorias, en la otra huevos y, en la última, granos de café.


A los 20 minutos, la cocinera apagó el fuego y puso en un plato las zanahorias, en otro los huevos y, en un tercero, los granos de café. Mirando al grupo de padres y madres les dijo: "¿Qué es lo que ven?.

"Zanahorias, huevos y café", contestaron todos.

La cocinera le pidió a un apoderado que se acercara y que tocara las zanahorias. Él lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió a una mamá que sacara un huevo y lo quebrara. Ella notó que el huevo estaba duro. Finalmente, la cocinera le pidió a una pareja de apoderados que se acercara y que probara el café. Ambos sonrieron al probar el rico sabor y aroma del café. Intrigados, los apoderados le preguntaron, "¿Qué significa esto?".

Con una sonrisa, la vieja cocinera les explicó que cada uno de estos objetos había tenido que enfrentar la misma adversidad: el agua hirviendo. Pero cada uno había reaccionado de manera diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte y dura, pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil y fácil de deshacer.

El huevo, por el contrario, llegó al agua frágil. Su fina cáscara había protegido su interior líquido, pero después de pasar por el agua hirviendo su interior se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo, eran únicos: después de estar en el agua hirviendo habían cambiado el agua.



¿Cuál es tu respuesta ante la adversidad?


"¿Cuál de estos objetos es cada uno de ustedes?", les preguntó a los apoderados la anciana cocinera. "Cuando la adversidad toca a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?".

¿Eres la zanahoria que parece fuerte, pero que con el dolor y la adversidad te vuelves débil y pierdes la fortaleza? ¿Eres el huevo que comienza con un interior maleable, pero que tras sufrir una muerte, un quiebre o un despido te vuelves de corazón endurecido y espíritu amargado? 

¿O eres como un grano de café? 

El grano de café es capaz de cambiar el agua hirviendo, la misma circunstancia que le causa dolor. Cuando el agua llega a su punto de ebullición, el grano de café alcanza su mejor fragancia y sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor eres capaz de salir adelante, dar lo mejor de ti, y cambiar las cosas a tu alrededor

Cuándo todo se pone negro y las pruebas más duras, ¿te elevas a ti mismo a otro nivel?

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?


CGPA 2014


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. estimados: gracias por la publicación!!! para ser pro activa, cuenten con mi disponibilidad en tiempo para realizar las actividades en que necesiten ayuda!!
    Animo y fuerza !
    mi cel: 82252890
    Gracias.Paula nuñez

    ResponderEliminar
  3. Estimados: gracias por el esfuerzo y dedicacion.
    cuenten con mi tiempo y disponibilidad para lo que necesiten!
    mi cel: 82252890!
    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  4. Estimados: Gracias por el esfuerzo y dedicacion.
    Cuenten con mi disponibilidad, para apoyar las distintas actividades que se vienen
    Mi cel. 82252890. Saludos Paula Nuñez, Diseñadora Grafica UVM

    ResponderEliminar